Instalaciones eléctricas en viviendas

La instalación eléctrica de nuestra vivienda es uno de los elementos fundamentales de la misma, ya que de ella depende el correcto funcionamiento de los diferentes equipos eléctricos. Además, cualquier defecto o carencia en materia de seguridad de la instalación puede acarrear graves consecuencias como electrocutamientos o incendios.

Ya vimos anteriormente que los circuitos de las casas están en paralelo, pero en esta ocasión nos centraremos con más detalle en cómo llega la electricidad y se distribuye en una vivienda.

Instalación eléctrica de una vivienda

Antes de entrar en materia conviene resumir brevemente cómo llega la electricidad a nuestra casa. El proceso consta de tres fases principales:

  1. Generación: Que tiene lugar en las centrales eléctricas.
  2. Transporte: Donde la electricidad viaja, a muy altas tensiones, desde las centrales hasta las subestaciones de la red.
  3. Distribución: La que entrega realmente la energía a los usuarios.

Torre de alta tensión

Instalación eléctrica de enlace

En cuanto la electricidad llega al edificio de los clientes finales encontramos la instalación de enlace. Es la instalación que une la red de distribución con la propia instalación de la vivienda. Está formada por diferentes elementos como:

  • Línea de acometida: Conecta la línea de distribución con la caja general de protección del edificio y es propiedad de la compañía eléctrica. La forman 3 cables conductores y el neutro (trifásica).
  • Caja general de protección o CGP: Se suele ubicar en la fachada y alberga tres fusible (uno por cada fase) que protegen la instalación del interior del edificio.
  • Línea repartidora: Va desde la CGP hasta el cuarto de contadores. Consta de tres fases, neutro y toma de tierra.
  • Centralización de contadores: Aquí encontramos un contador por vivienda/usuario y es donde se hace conversión de energía trifásica a monofásica, que es la utilizada por un usuario doméstico. Los usuarios se reparten de la forma más equilibrada posible entre las tres fases. De aquí sale la derivación individual que llega hasta la vivienda.

Instalación eléctrica del interior de una casa

En la instalación de la vivienda el primer elemento que solíamos encontrar era el ICP (Interruptor de control de potencia) que sirve para limitar el consumo de la energía a la que se haya contratado. Este elemento ya no es necesario con los nuevos contadores digitales, por lo tanto el primer elemento que nos encontraremos en la instalación eléctrica de una vivienda es el cuadro general de mando y protección (CGMP).

Un cuadro eléctrico

En el CGMP encontramos diversos interruptores (diferencial, magnetotérmico, etc.), protectores contra sobretensiones y demás aparamenta modular. En definitiva, toda una serie de elementos que principalmente sirven para proteger a las personas y la propia instalación, de descargas o subidas de tensión.

[vc_blockquote]El ICP ya no es necesario si tenemos instalado un contador digital.[/vc_blockquote]

En el interior de la vivienda, encontramos una serie de circuitos independientes que alimentarán los distintos dispositivos eléctricos de que dispongamos. Lo más habitual es contar con 5 circuitos independientes:

  • C1: Sistema de iluminación de la vivienda.
  • C2: Frigorífico y tomas de corriente de uso general.
  • C3: Tomas de corriente de la cocina y el horno.
  • C4: Lavavajillas, la lavadora y el termo eléctrico.
  • C5: Tomas de corriente de los baños y tomas auxiliares de la cocina.

En el caso de viviendas de más de 160 metros útiles o que cuenten con servicios adicionales como calefacción o domótica se han de instalar, según las necesidades específicas de cada proyecto, algunos de los circuitos siguientes:

  • C6: Como C1.
  • C7: Como C2.
  • C8: Calefacción.
  • C9: Aire acondicionado.
  • C10: Secadora.
  • C11: Domótica y seguridad.
  • C12: Como refuerzo para C3, C4 y C5.

Cada circuito consta de tres cables (fase, neutro y tierra) desde donde se deriva la conexión en paralelo a cada uno de los elementos del circuito. Estas conexiones y empalmes se realizan en las cajas de registro y siempre utilizando clemas o regletas de conexión. El grosor del cable viene dado por la intensidad de corriente que deben soportar. A la hora de representar estos circuitos se pueden emplear diferentes tipos de esquemas eléctricos.

Caja de derivación

Montajes eléctricos básicos en una vivienda

A continuación describiremos de forma breve los principales tipos de circuitos que podemos encontrar en nuestra instalación eléctrica.

Punto de luz simple con interruptor

El ejemplo más sencillo sería una bombilla que se enciende y apaga desde un único interruptor.

Esquema eléctrico de un punto de luz simple

Punto de luz con dos interruptores conmutados

En este caso disponemos de dos interruptores que actúan sobre el mismo punto de luz.

Esquema eléctrico de un punto de luz con dos interruptores conmutados

Punto de luz con interruptores conmutados de cruce

El punto de luz se acciona desde tres interruptores diferentes.

Punto de luz con tres interruptores

Timbre con pulsador

Aquí el circuito es como el del punto de luz simple. En lugar del punto de luz tenemos el timbre que sonará cuando se accione el pulsador correspondiente.

Tomas de corriente

Es el montaje que sirve para alimentar enchufes. Consiste en una simple derivación de los conductores hasta la toma de corriente.

Ahora ya conocemos los aspectos más básicos de la instalación eléctrica de una vivienda, pero hay que tener en cuenta que esto es solo una pequeña guía. Si necesitamos información técnica debemos consultar el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT).

1 comentario en “Instalaciones eléctricas en viviendas”

  1. Muy bueno este artículo, es realmente lo que estaba buscando.

    Para comenzar debo decir que tener unas buenas instalaciones electricas en casa disminuye muchas variables. Desde facturas o cuentas de cobro reales, precios más bajos hasta disminución de probabilidades de incendios.

    Al menos a pasado mucho en mi país. Yo como técnico siempre recomiendo a edificios viejos tener un buen mantenimiento y estar revisando cada 5 años las principales focalizaciones de conexión.

Los comentarios están cerrados.